Radio Mania Portal

Desde San José Para el Mundo

Allanaron Azul FM por la difusión de los audios del caso de violación en Cordón

Compartir esta noticia

Según supo Subrayado, del allanamiento a la emisora se llevaron material en formato digital.

Efectivos del Departamento de Delitos Informáticos de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol allanaron este mediodía las oficinas de Azul FM por los audios difundidos el martes en el programa La Pecera, que conduce el periodista Ignacio Álvarez por esa emisora.

El allanamiento se dio con la orden correspondiente en el marco de las actuaciones por la investigación de la violación a una mujer de 30 años en un apartamento de Cordón en la madrugada del domingo 23 de enero. Según supo Subrayado, del allanamiento a la emisora se llevaron material en formato digital.

Por este caso, este viernes fueron imputados tres mayores de edad por abuso sexual agravado, y a uno de ellos además un delito de difusión de imágenes con contenido pornográfico sin autorización de la víctima.

En el programa radial se difundieron el martes fragmentos de audios sobre el caso. Ese material fue presentado por la defensa de los imputados con el que se busca probar que no se trató de una violación, sino de un encuentro consentido entre las partes.

El abogado de la víctima, Juan Raúl Williman, sostiene que no se pueden sacar conclusiones en base a audios fragmentados y posiblemente editados. La fiscal del caso, Sylvia Lovesio, dijo que los audios fueron analizados, pero «son fragmentos que no logran controvertir todo el cúmulo de evidencias que tenía la Fiscalía».

La difusión de ese material motivó una investigación de oficio dispuesta por el fiscal de Corte, Juan Gómez, que está a cargo de la fiscal de Delitos Sexuales, Mariana Alfaro.

Gómez entiende que se pudo haber vulnerado el artículo 92 de la Ley 19.580 (Ley de Género) que establece «la imposibilidad de divulgar contenido íntimo de orden sexual sin el consentimiento de las personas involucradas», y el artículo 259.6 del Código del Proceso Penal que «impide la filtración de información reservada por parte de aquellas personas obligadas a guardar esa reserva».

Fuente/ Subrayado