Radio Mania Portal

Desde San José Para el Mundo

Matías, un adolescente con autismo, encontró en la música una forma de expresión y socialización

Compartir esta noticia

El proyecto musical y educativo Villazul, que dirige sus canciones a niños con trastorno del espectro autista, prepara un segundo disco para los próximos meses donde participan además, Estela Magnone, Emiliano Brancciari, Ruben Rada y Malena Muyala.

A Matías García le detectaron trastorno del espectro autista (TEA) a los cuatro años y descubrió la música a los siete.

Su madre contó que el neuropediatra que lo diagnosticó pidió que le dieran un espacio donde no hubieran estructuras. Su padre se compró una guitarra, empezó a tocar y él lo acompañó. Pero además siempre tuvo inclinación por el canto: “Él siempre habló mucho, mucho. Y dentro de tanto hablar, cantaba”, relató su madre.

Comenzó aprendiendo las canciones de las películas. “Cantaba alguna canción de una película para niños, parecía un disco rayado, repitiendo todo el rato la misma canción”, dijo a Telemundo el adolescente.

Sus padres lo llevaron a clases de canto y no paró. “Más que forma de expresarme era para soltarme un poco, liberarme”, agregó.

El canto fue importante para que Matías socializara.

Llegó a ser una de las voces del himno de su colegio, lugar donde conoció al músico y productor Fabián Maquisio de Villazul, Música para aprender, inspirado en Antonio, su hijo con TEA.

Ahora la voz de Matías forma parte del próximo disco. “Para mí como madre que su voz ayude a otros niños, es espectacular”, dijo su mamá.

En el disco participan además Estela Magnone, Emiliano Brancciari, Ruben Rada y Malena Muyala, entre otros.

Incluye 26 canciones que recorren las actividades infantiles, desde la mañana a la noche, las melodías ayuda a aprender rutinas y hacerlas más llevaderas.